Calendario Curso 2010/2011

martes, 19 de septiembre de 2006

Un verano diferente

Este mes de Agosto he tenido la gran suerte de compartir quince días de mi ocioso verano con un grupo de discapacitados intelectuales y autistas de Navarra que venian a Euskadi con la intención de pasar unas estupendas vacaciones lejos de su centro de día o residencia.
He de confesar que cuando dije que si iba a estas colonias no sabía muy bien donde me metía, ya que yo no había tenido ningún contacto con este colectivo, aunque la idea de que estas personas tuvieran unas merecidas vacaciones gracias al trabajo del equipo de 15 monitores/as que participamos me motivó y allí que me fuí.
Según llegamos a Tudela al centro a buscarles, y me bajé del autobús...¡ yo me quería ir a mi casa!.No sabía si sería capaz de aguantar los 15 días, aunque ya no había vuelta atrás.Ahora es el momento en el que digo que volvería a repetir y es una experiencia que recomiendo a todo el mundo que disponga de un poco de tiempo en verano, porque merece la pena.Es duro al principio, porque todo te desborda y te ves un poco inutil (por lo menos yo),pero todo es empezar.Estas personas sacan lo mejor de ti: el buen humor, la paciencia, el cariño... aunque también de vez en cuando lo peor, pero aun así siempre te hacen reir hasta en los peores momentos.
Toda una experiencia en el que ell@s disfrutaron de unos días para su disfrute y yo crecí un poquito más como persona, viendo todo lo que aún nos queda por hacer por tantas y tantas personas en esta sociedad.
Eguz

5 comentarios:

Manu dijo...

Todo un ejemplo de cómo uno es más feliz haciendo felices a los demás. Puede que teniendo esos días para ti hubieras tenido más descanso y habrías tenido más tiempo libre, pero invirtiendo tu tiempo en las personas creces mucho más rápido, te descubres a ti mismo y vives más plenamente.
Yo no sólo invito a vivir esta experiencia, voy más allá, invito a cualquiera a entregarse por completo a los demás y cuanto más nos necesiten estos, que estemos dispuestos a darles más aún sin esperar nada a cambio.
Cómo es esa frase de Baden Powell...
Dos caminos aparecen en la vida de todo hombre o mujer, el servicio a uno mismo y el servicio a los demás...
Uno de ellos dota de plenitud a las personas, ¿adivináis cual?
Zorionak Eguz, lo que has vivido ya no te lo quita nadie, y veo que te impulsa a descubrir mucho más, espero que gran parte de esos descubrimientos los compartamos a lo largo de nuestro camino.
Beti prest y a seguir luchando, muchos nos necesitan.

Fran dijo...

Yo siempre comento situaciones, experiencias, anécdotas a la gente que me rodea de las personas con las que trabajo ahora en Apnabi, que para los/as que no sepais son autistas, con más síndromes añadidos y enfermedades que muchas veces, aunque no queramos vienen añadidas.
He tenido la gran suerte de compartir mpomentos tanto con este tipo de colectivos como con los/as usuarios/as de Gorabide.
Una vez hablando por móvil con Eguz de este tema me vino a la cabeza la multitud de impresiones que tuve yo, al entrar en contacto con estos colectivos.
Me parece que es un mundo enriquecedor para toda persona que esté en contacto con ellos/as.
Invito a que se pase alguna vez en la vida con ellos/as en algunas colonias, fines de semana, etc. VALE LA PENA!!
SObra decir que si queréis alguna información estoy para lo que queráis.
Un besazo a todos/as.

Anónimo dijo...

Arrastion!

Beno, pues yo también tuve la gran suerte de estar durante unos días de verano, con gente que no tiene la suerte de valirse por si misma. Los mios/as fueron gente de Apanbi; pero bueno, que más da, son gente que son personas, y que como decía Eguz, necesitan de la gente para poder pasar unos días con otra gente, fuera de los centros o de sus casa, donde pasan el resto del año.

Beno, yo también invito a la gente a que descubra; fisicamente algunos/as y psiquecamente son diferentes a nosotros/as... pero a caso no todos somos personas????

Sin más, Eguz, beti Prest! Te debo un cafe!!!! jajaja!

Agur!

Josu!

Naiara dijo...

Se que se me va mucho la pinza, pero leyendo lo que ha escrito Eguz me vienen a la cabeza muchas ideas. A veces tengo la sensación de que todo esto que hacemos es producto de una droga que nos metemos. A mi hay veces que se me olvida cuando fue la 1º vez que la probé (cuando estas enganchada el tiempo paso muy rápido), aunque no se me olvida, la sensación que deja en el cuerpo. Una sensación agradable, te sientes bien, como llena, por un momento olvidas todo y disfrutas de lo que esa droga te da: sonrisas, complicidad, aprecio, cariño… te sientes útil, realizada, crees que te estás comiendo el mundo y por un momento, yo creo que lo consigues. Ganas la batalla al dejarte estar tirada en el sofá, al creer ser el ombligo del mundo y sacas lo mejor de ti, o mejor dicho lo sacan.
Después de unos años como monitora eskaut, creía que el voluntariado no escondía muchos secretos para mí, aunque me quedan muchas experiencias por vivir creía que más o menos conocía mis limites y… que equivocada estaba!! El verano pasado, tuve la oportunidad de compartir 15 días de mis vacaciones con un grupo de discapacitados de Gorabide. Y esta si que fue una droga bien pulida, tenía ganas de probar algo así, y aunque reconozco que no la tomaría a diario (no quiero morir de sobredosis), si que la volvería a probar de vez en cuando (volveré a tomarla, lo se). Porque da igual lo que programes o lo que tengas pensado, ell@s casi siempre te hacen improvisar. Te puedes levantar de mal humor y sin ganas de reír, que ell@s ya se encargaran de hacerte sonreír. Puedes ser sería y poner cara mierda, ell@s sacan tu lado más tierno y dulce. Tú le das mil vueltas a todo y ell@s con su naturalidad te hacen comprender lo sencillo que es todo. Tú das algo de tu tiempo y sin querer ell@s sacan lo mejor de ti, comparten lo que son y te llenan de la mejor droga que hay, sentir y disfrutar del Beti Prest.
Yo también os invito a probarla.
Muxus Naiara

Manu dijo...

Buah Naiara, me ha encantado. La que tanto me dice lo bien que escribo y hablo podría mirarse a si misma y darse cuenta de lo que vale.
Yo estoy convencido, utilizando el simil de Naiara, ya sabéis que a mí me va la droga dura, y necesito experimentar de todo en el mindo del servicio a los que más lo necesitan.
Este tipo de experiencias la apunto en mi lista de tareas pendientes.
Como me alegro de compartir viaje a vuestro lado compañeros/as.
Muxu handi bat ta segi horrela.
Beti Prest.